Rascarse puede ser tan placentero como doloroso

Rascarse puede ser tan placentero como doloroso

Cuando Jay Traver cumplió 40 años, comenzó a sentir comezón y así continuó rascándose hasta su muerte, 40 años después.

El zoologatenía completa seguridad, que tanto ella como otros dos parientes, eran portadores de un ácaro llamado Dermatophagoides scheremetewskyi.

Por qué es peor rascarse cuando pica

Después de 17 años de tratar de deshacerse de dichos ácaros , Traver publicó un artículo sobre su caso en la Entomology Society de Washington

.
.

Visitó a todo tipo de médicos para curar su problema, usó insecticidas que ponían en peligro su salud, laceró su piel con sus uñas, para expulsar el ácaro de su piel.

Trever escribió: Hasta el día de hoy, nada ha calmado mi picor

Se analizaron muestras de cuero cabelludo y piel, después de su muerte, revelando que el científico sufre de un trastorno psiquiátrico (parasitosis ilusoria), lo que hace que los pacientes traten de encontrar evidencia física en las sensaciones que perciben.

Dolor y picor

A simple vista, la picazón y el dolor parecen estar asociados.

Como si te rascas es una picazón. Esta definición puede ser cierta, pero no del todo útil. La piel está llena de nociceptores, que transmiten información sobre estímulos peligrosos a nuestro cerebro.

La teoría de la intensidad establece que un ataque simple produce picor, mientras que un ataque agresivo causa dolor.

Mientras que la teoría de la especificidad afirma que algunas neuronas tratan con el dolor y otras con la picazón.

Rascarse obsesivamente

La picazón puede ser causada por varios factores

  • Picor agudo : nacido de cosas simples, como la picadura de un insecto.
  • Picor crónico , este es un picor patológico, que puede estar asociado con psoriasis, piel seca, etc. Esclerosis múltiple, tumores cerebrales, VIH, también pueden estar asociados.

Por esta razón, existen factores cognitivos y psicológicos.

El rascado puede asociarse con un trastorno compulsivo, en el que el rascado persistente puede causar daños en la piel.

Rascarse es una pequeña forma de dolor, que paradójicamente puede aumentar con el consumo de analgésicos.

Y aunque el dolor y la picazón parecen estar asociados, son muy diferentes, porque cuando sentimos dolor, nuestro cuerpo responde con el deseo de eliminarlo, mientras que la picazón causa el efecto contrario.

El origen evolutivo del reflejo de arañazo

Esto tiene mucho sentido y manifiesta un origen posible€ del reflejo del rasguño, ya que un rasguño es más efectivo para eliminar un insecto. También es una buena manera de eliminar parásitos, insectos, pedazos de plantas que pueden adherirse a nuestro cabello y piel.

Cuando nos pica un mosquito, la piel libera histamina, que hace que los nociceptores emitan un mensaje a la columna vertebral, y de ella al cerebro.

Durante 2009, los investigadores usaron histamina para generar comezón en primates mientras que un electrodo los monitoreaba.

Tan pronto como inyectaron la histamina, las neuronas se dispararon rápidamente, y al rascarse el área comprometida las neuronas ralentizaron su actividad.

Contagioso

Al igual que el bostezo, la picazón puede ser contagiosa.

Los científicos dieron una conferencia sobre la picazón, sólo para ver cómo afectaba a su audiencia; los resultados mostraron cómo la gente se rascaba durante mucho más tiempo.

En 1948, un artículo de Research Dermatology advirtió que rascarse no es doloroso, pero puede asociarse con algo muy agradable.

Rascarse una picazón con extrema violencia que podría causar dolor en otros lugares puede ser experimentado como uno de los placeres más hermosos€, escribió.

Mientras que para algunas personas, rascarse proporciona placer, para otras con problemas crónicos puede causar una increíble sensación de incomodidad.

¿Te ha parecido curioso? ¡COMPÁRTELO!

Cerrar menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies