Mitos y verdades del trabajo por Internet

Mitos y verdades del trabajo por Internet

Una de las tendencias que se ha instalado, de la mano del avance de Internet y lo digital, es el trabajo desde el hogar, el coworking o cualquier otro lugar que no sea una oficina. Tanto si se trata de un trabajo tradicional como si se trata de un trabajo independiente, ser freelance es una opción que muchos eligen para poder llevar a cabo sus tareas desde lugares alternativos.

Mucha gente piensa que ser freelance implica no hacer nada y juzga este tipo de modalidad de manera negativa sin saber realmente cómo es el asunto. Para aclarar dudas y dejar de lado prejuicios, en este artículo con Neolo hosting hablaremos de los mitos sobre el trabajo en Internet y las verdades que los explican.

Mito 1: Si tiene un trabajo independiente, no tiene un trabajo real

Un grave error. Trabajar por cuenta propia, ser independiente, es un trabajo como cualquier otro. No ir a una oficina no significa que no se trabaje o que se devalúe la realización de tareas, simplemente es aprovechar los beneficios de Internet y encontrar el equilibrio entre lo personal y lo laboral.

Mito 2: Es muy difícil para un trabajador autónomo encontrar trabajo

Los autónomos no están excluidos del mercado, muchas empresas optan por esta modalidad para contratar los servicios de un trabajador. Además, hay muchas personas que prefieren trabajar de forma autónoma e incluso formar una pequeña empresa gracias a su capacidad de trabajar de forma independiente.

Mito 3: Trabajar en Internet significa estar en pijama todo el día, en la cama con la computadora

Aunque hay momentos en los que la comodidad de trabajar desde casa significa quedarse en pijama, no es todo el tiempo ni todos los días. Un trabajador autónomo también debe salir, reunirse con los clientes, asistir a cursos de formación o encargarse de todo tipo de trámites.

Mito 3: Trabajar desde Internet significa un salario muy alejado del trabajo tradicional.

Uno de los grandes mitos que rodean al trabajo independiente es la falta de estabilidad. La verdad es que, más allá del hecho de que un trabajo tradicional implica sólo un salario mensual, esto no significa que uno esté exento de perder su trabajo. En ambas modalidades, tanto el salario como la continuidad del trabajo dependerán de la calidad, dedicación y contratación entre cliente y trabajador. El nivel de ingresos va de la mano con la dedicación al trabajo que se tiene.

Mito 4: Un trabajador independiente vive encerrado

Ser freelance no significa ser antisocial. Los que gestionan sus propios horarios de trabajo saben cuándo dejar de trabajar y cuándo salir a divertirse. Es lo mismo que tener una jornada laboral de ocho horas en una oficina, la diferencia es que aquí el trabajador elige su propio horario. También puede crear equipos de trabajo en espacios de coworking u oficinas. La autonomía no significa necesariamente soledad.

Trabajar desde Internet es una modalidad de trabajo que creció y hoy en día, es elegida por miles de jóvenes y adultos que buscan ser independientes y tener su propio tiempo de trabajo. Es bueno saber de qué se trata realmente y no dejarse llevar por los prejuicios de los que sólo analizan desde fuera.

¿Te ha parecido curioso? ¡COMPÁRTELO!

Cerrar menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies