El tiempo: ¿Por qué vuela cuando nos divertimos y es lento cuando nos aburrimos?

El tiempo: ¿Por qué vuela cuando nos divertimos y es lento cuando nos aburrimos?

Un grupo de neurocientíficos postugueses ha encontrado las causas de por qué nuestra percepción del tiempo varía dependiendo de las circunstancias. Es por eso que sentimos que el tiempo pasa volando cuando nos divertimos y supuestamente se ralentiza cuando estamos aburridos.

El estudio, realizado en Lisboa por el Centro de Investigación sobre lo Desconocido de la Fundación Champalimaud y publicado en la revista Science, ha permitido establecer la localización de algunos circuitos neuronales en el mesencéfalo que participan en la percepción del tiempo transcurrido utilizando ratones entrenados de varios meses que pueden estimar la duración de un intervalo entre dos sonidos.

El papel de la dopamina

Entonces, los ratones con su hocico presionaron dos paneles diferentes al percibir que un tono era más largo o más corto. Al mismo tiempo, la actividad de sus neuronas dopaminérgicas se mide mediante una técnica de fotometría , en la que el neurotransmisor es la dopamina, responsable de regular la atención y las emociones como la felicidad o el miedo.

Estas neuronas se encuentran en la sustancia negra del cerebro , cuyo desgaste está relacionado con la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad de Parkinson , que producen alteraciones espacio-temporales.

Tiempo y actividad cerebral

El experimento pudo demostrar que cuando la actividad de estas neuronas disminuye a través de técnicas farmacogenéticas , la estimación del tiempo en roedores se acelera al aumentarlo, utilizando luz, ocurre lo contrario y tiende a ser subestimado.

La actividad de estas neuronas fue suficiente para alterar la forma en que los animales juzgaban el paso del tiempo€, dijo Joshep J. Paton, coautor del estudio.

En relación con el descubrimiento en humanos, Paton afirma que es muy posible que nuestros cerebros tengan una conexión similar. Sin embargo, es difícil de validar ya que si bien fue posible evaluar el comportamiento de los roedores, no fue posible conocer su percepción real de lo sucedido, ya que no expresan lo que sienten.

¿Te ha parecido curioso? ¡COMPÁRTELO!

Cerrar menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies