Clases Sociales: Karl Marx

Clases Sociales: Karl Marx

Según los fundamentos del comunismo o los postulados de Marx, ¿se puede considerar a los trabajadores como una categoría de clases sociales?

Para responder a esta pregunta, Karl Marx hace una serie de consideraciones, donde se infiere que la clase social o clases sociales es un grupo de personas con los mismos intereses económicos y su relación con los medios de producción.

En este sentido para Marx en el sistema capitalista las dos clases sociales predominantes son la burguesía y el proletariado. Donde la burguesía es la dueña de los medios de producción y el proletariado es el grupo de asalariados que trabajan en esos medios de producción. Cuya definición de asalariado es un individuo que recibe un salario como contrapartida de su actividad laboral por cuenta de otro y por la burguesía cuya definición correspondiente es un grupo de personas que viven de sus negocios empresariales, ya que son los dueños de los medios de producción.

Fragmentos de obras de Marx

Historia como lucha de clases: Burgueses y proletarios (Manifiesto Comunista)

Toda la historia de la sociedad humana, hasta hoy, es una historia de luchas de clases. Libres y esclavos, patricios y plebeyos, barones y servidores del glebe, maestros y oficiales; en una palabra, opresores y oprimidos, siempre cara a cara, en una lucha ininterrumpida, a veces velada, a veces franca y abierta, que conduce en cada etapa a la transformación revolucionaria de todo el régimen social o al exterminio de ambas clases beligerantes.

En tiempos históricos encontramos a la sociedad dividida casi en todas partes en una serie de estados, dentro de cada uno de los cuales reina, a su vez, una nueva jerarquía social de grados y posiciones. En la antigua Roma son patricios, equinos, plebeyos, esclavos; en la Edad Media, señores feudales, vasallos, maestros y oficiales de gremios, servidores de la gleba, y dentro de cada una de estas clases todavía encontramos nuevos matices y gradaciones.

La sociedad burguesa moderna que se eleva sobre las ruinas de la sociedad feudal no ha abolido los antagonismos de clase. Lo que ha hecho ha sido crear nuevas clases, nuevas condiciones de opresión, nuevas formas de lucha, que han venido a sustituir a las antiguas.

Sin embargo, nuestra época, la época de la burguesía, se caracteriza por haber simplificado estos antagonismos de clase. Hoy, toda la sociedad tiende a separarse, cada vez más abiertamente, en dos grandes campos enemigos, en dos grandes clases antagónicas: la burguesía y el proletariado.

De los sirvientes de la gleba de la Edad Media surgieron los “villanos” de las primeras ciudades; y estos villanos fueron el germen de donde brotaron los primeros elementos de la burguesía.

El descubrimiento de América, la circunnavegación de África, abrió nuevos horizontes y dio un nuevo impulso a la burguesía. El mercado de China y las Indias Orientales, la colonización de América, el intercambio con las colonias, el aumento de los medios de intercambio y de las mercancías en general, dieron al comercio, a la navegación, a la industria, un empuje jamás conocido, alimentando así el elemento revolucionario que se escondía dentro de la sociedad feudal en decadencia.

El régimen de producción feudal o gremial que aún prevalecía ya no era suficiente para satisfacer las necesidades que abrían nuevos mercados. La fabricación vino a ocupar su lugar. Los maestros de los gremios fueron desplazados por la clase media industrial, y la división del trabajo entre las diversas corporaciones fue suplantada por la división del trabajo dentro de cada taller.

Pero los mercados siguen creciendo, las necesidades siguen creciendo. La fabricación ya no era suficiente. La invención del vapor y la maquinaria revolucionó el régimen de producción industrial. La fabricación dio paso a la gran industria moderna, y la clase media industrial tuvo que dar paso a los magnates industriales, jefes de grandes ejércitos industriales, a la burguesía moderna.

La gran industria creó el mercado mundial, ya preparado por el descubrimiento de América. El mercado mundial dio un impulso gigantesco al comercio, la navegación y las comunicaciones terrestres. Al mismo tiempo, estos desarrollos fueron de considerable beneficio para la industria, y en las mismas proporciones en que la industria, el comercio, la navegación y los ferrocarriles se expandieron, la burguesía se desarrolló, sus capitales crecieron, y todas las clases heredadas de la Edad Media fueron desplazadas y desaparecieron.

Vemos, entonces, que la burguesía moderna es, como las otras clases en su tiempo, el producto de un largo proceso histórico, fruto de una serie de transformaciones radicales operadas en el régimen de cambio y producción.

Cada etapa del progreso de la burguesía corresponde a una nueva etapa del progreso político. La burguesía, una clase oprimida bajo el mando de los señores feudales, forma en la comunidad€ una asociación autónoma y armada para la defensa de sus intereses; en algunos lugares está organizada en repúblicas municipales independientes; en otros, constituye el tercer estado tributario de las monarquías; El contrapeso de la nobleza dentro de la monarquía feudal o absoluta y la fundación de las grandes monarquías en general, hasta que finalmente, cuando se estableció la gran industria y se abrieron los canales del mercado mundial, se conquistó la hegemonía política y se creó el Estado representativo moderno. Hoy, el poder público se convierte, pura y simplemente, en la Junta Directiva que gobierna los intereses colectivos de la clase burguesa.

La burguesía ha jugado, a lo largo de la historia, un papel verdaderamente revolucionario.

Marx, Engels, The Communist Manifesto, l, 1848

Para Marx la burguesía es una clase social dominante sobre la clase social del trabajador, es decir, el dueño de los medios de producción domina al proletariado, simplemente por ser el dueño de las industrias y empresas, en el curso de la historia la clase dominante, la burguesía siempre ha conquistado los medios industriales y políticos por ser la dueña del dinero y del capital, según Marx, en algún momento habrá una revolución de la clase obrera que tomará los medios de producción.

De ello se deduce que las clases sociales de Karl Marx son categorías o estratificaciones de grupos de personas que se relacionan y comparten características comunes, social y económicamente, como consecuencia de su relación con los medios de producción.

Conclusión

En este orden de ideas se puede apreciar que para el comunismo los trabajadores son una clase social que en algún momento tomará las riendas de los medios de producción, a través de una gran revolución, arrebatándole a la clase burguesa el control sobre los medios de producción para repartir las ganancias entre todos los trabajadores, i.e. hay dos clases sociales para el ideólogo Marx, la clase del proletariado y la burguesía, sin embargo en su retórica se puede observar que considera a las clases sociales como pertenecientes al proletariado y a la burguesía como algo separado y dominante de las otras clases.

Cipriano Bracca

bloque de comillas

FUENTES:

https://es.wikipedia.org/wiki/Clase_social

-=Subtítulos por aRGENTeaM http://www.rebelion.org/docs/89545.pdf

https://www.webdianoia.com/contemporanea/marx/textos/marx_text_clases.htm

¿Te ha parecido curioso? ¡COMPÁRTELO!

Cerrar menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies