Ciertas vitaminas B pueden proteger contra el riesgo de contaminación del aire

Ciertas vitaminas B pueden proteger contra el riesgo de contaminación del aire

La ingesta dietética de vitaminas B puede desempeñar un papel importante en la reducción del impacto de la contaminación del aire en el epigenoma, según una investigación reciente.

Pero, ¿qué es el epigenoma?

Básicamente se trata de ajustes en la expresión de los genes en respuesta a factores ambientales. Parece ser un ajuste a corto plazo (una o varias generaciones) para adaptarse a las condiciones inmediatas.

Es producido por compuestos químicos y proteínas, que pueden unirse al ADN y acciones directas como la activación o desactivación de genes, y el control de la producción de proteínas en células específicas.

Partículas en el aire

La contaminación por partículas es una mezcla de partículas sólidas y gotitas de líquido. Estas partículas son muy pequeñas y se miden en micrones (μm).

Las partículas llamadas PM2.5 son más pequeñas que 2.5 micrómetros (0.0025 mm) de diámetro. A menudo se describen como partículas finas, hasta 30 veces más pequeñas que el ancho de un cabello humano.

Los datos de PM2.5 se reportan como una masa por volumen de aire – microgramos por metro cúbico (μg/m3).

Las partículas de PM2.5 son lo suficientemente pequeñas como para respirar profundamente en los pulmones. Esto puede causar efectos en la salud.

Las partículas de PM2.5 son el resultado de la quema de combustibles fósiles (como el carbón), materia orgánica (incluyendo madera y pasto) y la mayoría de los demás materiales, como el caucho y el plástico. Los vehículos de motor, las emisiones de las centrales eléctricas y los incendios forestales son las principales fuentes de partículas finas.

Hoy en día sabemos que la exposición aguda a partículas finas induce cambios en la metilación del ADN implicados en la inflamación y el estrés oxidativo.

Efectos epigenéticos

Esta investigación es la primera cuyo objetivo principal es analizar el potencial de desarrollo de intervenciones que ayuden a prevenir o minimizar los efectos adversos de la contaminación atmosférica.

Dirigido por el profesor Andrea Baccarelli de la Escuela de Salud Pública T. H. Chan de Harvard, el equipo destacó cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que estiman que el 92% de la población mundial vive actualmente en lugares donde los niveles de calidad del aire superan los límites recomendados de 10 μm/m3.

Nuestro estudio demostró los efectos epigenéticos de la contaminación del aire y sugirió que las vitaminas B podrían usarse como preventivo para complementar los reglamentos para mitigar el impacto de la contaminación del aire en el epigenoma€, declaran los autores, en un escrito publicado en la revista científica PNAS ( Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America ).

Altas exposiciones

Baccarelli agregó que si bien los fundamentos moleculares de los efectos de la contaminación del aire sobre la salud no se comprenden plenamente, la falta de opciones preventivas representa una “brecha crítica en el conocimiento”.

Aunque el control y la regulación de las emisiones son la columna vertebral de la prevención, lamentablemente las altas exposiciones son la regla en muchas megalópolis de todo el mundo€, dice. Además, él observa que como individuos, tenemos opciones limitadas para protegernos de la contaminación del aire€

.

Prueba de contaminación

El ensayo dio aleatoriamente a un pequeño grupo de participantes un suplemento de vitamina B (2.5 mg de ácido fólico, 50 mg de vitamina B6 y 1 mg de vitamina B12) o un placebo. Después de tomar las primeras mediciones de sangre, el grupo fue expuesto durante 2 horas a la contaminación ambiental con partículas PM2.5.

Encontraron que la exposición a estas partículas causó cambios epigenéticos , incluyendo la alteración de la metilación de los genes involucrados en el metabolismo de la energía oxidativa mitocondrial.

Sin embargo, se encontró que la suplementación con vitaminas B previene estos cambios cuando se expone al aire contaminado.

En palabras de los investigadores, Nuestro estudio indica que la prevención a nivel individual se puede utilizar para complementar las regulaciones y controlar las posibles vías mecánicas subyacentes a los efectos adversos de las PM2.5, con beneficios de salud pública potencialmente significativos en áreas con picos frecuentes de PM2.5.

Debido al papel central de las modificaciones epigenéticas en la mediación de los efectos ambientales, nuestros hallazgos podrían muy posiblemente extenderse a otros tóxicos y enfermedades ambientales€, dice Baccarelli.

También dijo que se necesitan estudios urgentes para confirmar los hallazgos y, en última instancia, desarrollar intervenciones preventivas con vitaminas B para contener los efectos de la contaminación del aire sobre la salud.

Mikel García Iturrioz

bloque de comillas

Referencias:

Las vitaminas Jia Zhong et al. B atenúan los efectos epigenéticos de las partículas finas ambientales en un ensayo piloto de intervención humana. Proc Natl Acad Sci U.S.A. 2017 28 de marzo; 114(13):3503-3508.

Autor:

Mikel García Iturrioz, Director Técnico de la Herbolaria Online Misohi Nutrition.

¿Te ha parecido curioso? ¡COMPÁRTELO!

Cerrar menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies